logo-cibernos
Nuevo llamado a la acción
Nuevo llamado a la acción

Buenas prácticas para la implantación de Business Intelligence en tu empresa

A estas alturas, cualquier CIO es perfectamente consciente de la importancia de la analítica. la navegación y la visualización de los datos atesorados por su organización. Sin embargo, poner en marcha las iniciativas necesarias para implantar los procesos y herramientas necesarios para ello no es una tarea sencilla.

Mi compañero Rogelio Toledo aludía en un artículo anterior a las dificultades experimentadas por las empresas para sacar partido de los datos de los que disponen. Puedes leerlo aquí:

La influencia del IoT en la transformación digital

En su informe “The Insights-Driven Business”, Forrester señala que, mientras que el 74% de las empresas quieren tomar sus decisiones basadas en datos, sólo el 29% reconocen ser capaces de conectar la analítica con las acciones.

La transformación digital en 2018

Estas dificultades pueden deberse a muchas causas, desde la insuficiencia o falta de fiabilidad de los datos, hasta la imposibilidad de acceder a ellos, pasando por la excesiva prolongación de los tiempos de emisión de informes.

No es de extrañar que todavía haya organizaciones que recurran a la hoja de Excel para ejecutar procesos críticos de Business Intelligence.

De hecho, te recomiendo leer uno de nuestros casos de estudio más clarificadores:

[Caso de éxito] Érase una vez una empresa financiera pegada a una hoja de Excel

Con el fin de allanar el terreno, voy a proponerte una serie de buenas prácticas a aplicar en el proyecto de implantación de Business Intelligence en tu empresa.

Alinea la dirección del negocio con la Inteligencia de Negocio

Puede parecer obvio pero la práctica me ha permitido constatar que, con frecuencia, la dirección o el responsable del departamento afectado no están directamente involucrados en el proyecto o incluso no creen en él.

De poco servirá preparar un listado de requerimientos y nombrar a un responsable de proyecto, si quienes deben sacar partido de la herramienta a implantar no están absolutamente convencidos de su utilidad.

Adopta una estrategia de implantación ágil

La implantación de Business Intelligence en una empresa es un proyecto que puede alcanzar una cierta envergadura. Al fin y al cabo, el propósito último es que toda la organización puede beneficiarse de un análisis de datos eficiente y tomar decisiones sistemáticamente gracias a ello.

Si pretendes abordar dicho proyecto en su conjunto y desde el principio, te garantizo que vas a fracasar.

En su lugar, te sugiero abordar un enfoque iterativo, en el que vayáis alcanzando pequeñas metas, las cuales puedan proporcionaros resultados. ¿Qué metodología utilizar? Eso lo dejo a tu libre criterio.

Lectura recomendada:

Metodologías ágiles: cuál es la mejor

Establece un orden prioritario de las fases de implantación

Dejando a un lado cuestiones de política interna, te sugiero establecer una prioridad en las fases de ejecución del proyecto, para lo cual puedes utilizar este tipo de criterios:

  •      Cuáles son las áreas del negocio que más pueden beneficiarse de cada fase.
  •      Qué fases tienen un impacto más global y cuáles uno más localizado.
  •      Qué fases son las más complejas o requieren de la concurrencia de factores complementarios.
  •      Qué departamentos tienen más probabilidades de adoptar nuevos procesos de análisis de datos más fácilmente.
  •      Qué departamentos ya cuentan con KPIs y métricas que puedan adaptarse a la Business Intelligence más rápidamente.

Adopta un gobierno de datos fiable

Tal y como indicaba hace un momento, la falta de fiabilidad de los datos imposibilita una correcta implantación de Business Intelligence en cualquier organización.

Por lo tanto, es imprescindible que el gobierno de los datos tenga lugar de una forma estandarizada y escrupulosa.

  •      Identificad los datos provenientes de fuentes internas y externas.
  •      Estableced los criterios para denominar, catalogar y almacenar los datos recogidos.
  •      Poned en marcha procesos que eviten la corrupción de los datos y permitan monitorizar el acceso a los mismos.

Incorpora la gestión del cambio como parte de la cultura organizativa

La implantación de Business Intelligence en cualquier empresa siempre requiere de un proceso de adaptación y cambio respecto a los hábitos y mecanismos precedentes de toma de decisiones .

Si no existe una cultura previa de gestión del cambio, así como un entrenamiento de los usuarios para familiarizarse con las nuevas herramientas, el riesgo de rechazo por parte de éstos es bastante elevado.

Lecturas recomendadas:

Cómo sacar más partido de la Business Intelligence

¡Alerta! 5 costes ocultos de la Business Intelligence

Transformación Digital

Sobre el autor: Carlos Fernández de la Vega

Carlos Fernández de la Vega

Director de Desarrollo de Negocio de AgilePlan. Más de 15 años de experiencia en consultoría IT. Entusiasta de las tecnologías y fiel defensor de la evolución de los negocios.

Dejar un comentario

Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento
Nuevo llamado a la acción
CTA Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento

Suscribirme