logo-cibernos

¿Quieres estar al día con las noticias de Cibernos LATAM?

Noticias Cibernos LATAM
 
Nuevo llamado a la acción
Nuevo llamado a la acción

Por qué puede fracasar la implementación de un ERP

Implantar un software de ERP en la compañía puede suponer un gran estímulo para la productividad y la buena gestión de los procesos. Pero si no se plantea bien, la implantación de un ERP puede conducir al fracaso y el abandono de la solución. Pero ¿cuáles son los motivos por los que puede fracasar la implementación de un ERP? Conocer los principales obstáculos a los que se enfrenta la integración es el primer paso para evitarlos.

El 50% de las empresas que han implementado un ERP están insatisfechas o muy insatisfechas, según un estudio publicado este mismo año. ¿Significa esto que el ERP es una herramienta obsoleta o poco útil que conviene evitar? En absoluto.

Un ERP (Enterprise Resource Planning) es un recurso que puede ayudar a las empresas a aumentar su rendimiento empresarial, mejorar los procesos, facilitar el trabajo a los empleados, etc. En resumen, el ERP puede ayudar a las compañías a crecer.

Pero lo que sí demuestran los altos índices de insatisfacción de las corporaciones que han implementado soluciones ERP, es hasta qué punto se trata de una maniobra delicada que conviene plantear bien desde el principio, tanto por el coste asociado como por su importancia estratégica.

Veamos en qué suelen fallar los proyectos de implementación de un software de planificación de recursos empresariales.

¿Qué motivos pueden conducir al fracaso en la integración de un ERP?

Transformación digital empresas startupsPermíteme que lo diga sin rodeos: lo que da al traste con la implementación de un ERP es, normalmente, la baja adopción. Que los empleados, los comerciales, los jefes y ejecutivos no lo utilicen es lo que “mata” a un ERP. Y también a cualquier otro programa de software empresarial.

Pero esta es una respuesta demasiado generalista, y puede que estés pensando: “Vale, la baja adopción es lo que conduce al fracaso a un ERP y de todo nuevo desarrollo. Pero ¿cuáles son los motivos de la baja adopción en el caso de los ERP?”.

Y eso es lo que me dispongo a explicar a continuación, basándome en mi experiencia.

Causas de la baja adopción de un ERP

Los factores de la escasa adopción del software por parte de la plantilla de la empresa suelen ser múltiples.

Las razones más comunes por las que no se utiliza el ERP son los siguientes.

 1. Utilizar la tecnología equivocada

Una mala elección de la tecnología puede ser fatídica para el proyecto. Esto sucede incluso con las soluciones más populares y robustas del mercado. No solo es necesario que sean buenas, sino que también debe encajar en la corporación.

No cabe duda de que SAP es un buen ERP, pero solo en determinados casos. Para otros, presenta diversos inconvenientes:

  • Complejidad alta.
  • Necesidad de impartir costosos programas de formación.
  • Períodos de implantación demasiado largos.
  • Mala adaptación del producto a la idiosincrasia de la empresa
  • Dependencia tecnológica.
  • Rigidez del sistema.

 

Todo esto se traduce en una mayor dificultad para que los empleados utilicen el sistema con normalidad en cada departamento.

2. Tener un ERP poco adecuado a las necesidades de nuestro sector o nuestro negocio

Un planificador de recursos empresariales puede ser ideal para la industria manufacturera, y sin embargo, puede traer problemas para adaptarse al sector de la construcción, donde la cultura organizativa es distinta.

Además de la idoneidad de la solución para el sector, también debe personalizarse y adaptarse al negocio. Pero la realidad es que el 95% de las empresas trabaja con programas de ERP que están adaptados a su empresa en menos de un 25%. De ese porcentaje, el 12% no lo tiene personalizado en absoluto.

3. Falta de integración con los sistemas de la empresa

Si la solución ERP no se integra a la perfección con el resto de sistemas de la empresa, las probabilidades de fracaso aumentan significativamente. ¿La razón? Las duplicidades.

Tener tareas duplicadas entorpece los procesos, introduce ineficiencia en el sistema y acaba con la motivación del personal.

A menudo, la falta de integración es una consecuencia de lo que hablábamos en el primer punto. Una mala elección de la tecnología que te obliga a trabajar con un entorno rígido, o cuya integración a otros sistemas es demasiado compleja o costosa, puede salir muy cara a tu organización.

4. Ausencia de compromiso en todas las esferas de la organización

La empresa debe estar comprometida en la adopción del ERP en su totalidad. Pero lo normal es que los empleados sean reticentes a cambiar sus rutinas de trabajo. Esto es un fijo en todas las quinielas.

Para motivar a la plantilla es muy importante hacer un trabajo de pedagogía y explicar bien los beneficios para el negocio y para ellos.

Y en lo que respecta a los jefes, los ejecutivos, los directores, etc., el compromiso debe ser todavía mayor. Son ellos los que deben predicar con el ejemplo y ejercer el liderazgo en la implementación de un ERP.

Si los empleados perciben que ni siquiera sus superiores están utilizando el software, el fracaso está

5. Errores de la consultora

A veces el problema está en la consultora de IT que se hace cargo de la implantación y no en la implementación en sí misma, sino en cómo se acomete la necesaria adaptación al producto.

Al final quedan dos alternativas: se adapta la empresa al ERP o el ERP a la empresa. Posiblemente sea esta la decisión más importante por su trascendencia en la forma de hacer las cosas y por los costes asociados que conlleva cualquiera de las dos alternativas.

Si la opción es adaptar el producto a la empresa o dotarlo de una capa que incorpore aquella funcionalidad olvidada, nuestro enfoque es hacerlo desde una plataforma ágil que recoja y se adapte de forma fácil a los cambios que el negocio requiere.

En AgilePlan realizamos desarrollo rápido de software para ofrecer soluciones 100 % adaptadas a las necesidades de las empresas. Mediante el uso de metodologías agile ofrecemos a nuestros clientes funcionalidades altamente adaptadas que no podrían disfrutar con un ERP generalista.

¿Estás pensando en implantar un ERP en la empresa? ¿Lo has hecho ya, pero te da problemas? Consúltame tus dudas. Mi experiencia puede serte de gran ayuda.

Transformación Digital

Sobre el autor: Carlos Fernández de la Vega

Carlos Fernández de la Vega

Director de Desarrollo de Negocio de AgilePlan. Más de 15 años de experiencia en consultoría IT. Entusiasta de las tecnologías y fiel defensor de la evolución de los negocios.

Dejar un comentario

Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento