logo-cibernos
Nuevo llamado a la acción
Nuevo llamado a la acción

6 nuevas prioridades de un líder para la transformación digital

Todo líder que aspira a implementar con éxito un proceso de transformación digital en su organización necesita adoptar un nuevo enfoque en la manera en la que afronta los principales retos y obligaciones propias de su puesto.

Esto incluye la asimilación de una serie de habilidades y un cambio en los aspectos prioritarios de su gestión.

De lo contrario, no sólo corre el riesgo de quedarse obsoleto frente al empuje de otros líderes mejor preparados, sino que deja a su empresa en una posición vulnerable.

Análisis del Big Data

Business-Intelligence-y-Analitica-Avanzada-Big-Data-1Un aspecto importante de la transformación digital es el análisis de Big Data, digamos que es la cereza del pastel de la transformación digital.

Internet es un claro ejemplo de cómo los usuarios, consumidores y clientes están comunicándose y relacionándose con las organizaciones mediante el empleo de múltiples plataformas y aplicaciones.

Aquellas empresas que sepan capitalizar el conocimiento extraíble del volumen de información generado serán capaces de tomar decisiones más rápidas y acertadas de lo que jamás se ha logrado en el pasado.

Comprensión del lenguaje digital en el entorno laboral

El lenguaje digital ha invadido la gran mayoría de los ámbitos propios del entorno de trabajo, hasta el punto de que forma parte del día a día en muchas organizaciones.

Todo ejecutivo que desee liderar un proceso de transformación digital necesita estar plenamente familiarizado con este tipo de lenguaje: APIs, arquitectura de la información, gestión de identidades o marketing automation son tan sólo algunos ejemplos aleatorios que reflejan los cambios que ya están teniendo lugar en las empresas.

Atención a la experiencia de usuario

La experiencia de usuario siempre ha constituido un factor clave en el éxito de cualquier negocio.

Sin embargo, en la era digital, el cliente o usuario ha pasado de ser el juez de la propuesta de valor de los productos o servicios ofrecidos por una empresa, a convertirse en un divulgador y prescriptor de aquellos, así como la principal fuente de inspiración.

Nunca antes se había asistido a un periodo de innovación tan volcado en el análisis de las expectativas, prioridades y comportamiento de los usuarios.

Los cambios de tendencia tienen lugar a semejante velocidad, que una insuficiente escucha al usuario puede llegar a generar pérdidas catastróficas en favor de competidores con mayor capacidad de reacción.

Simplificación de los procesos

Muy a menudo, se habla de la transformación digital como uno de los criterios que definen la visión de aquello a lo que la organización aspira. Este planteamiento es válido pero demasiado limitado.

La transformación digital también debe manifestarse en los procesos presentes y contribuir a su simplificación.

De hecho, ya se han producido grandes avances en la forma en la que se brindan servicios a los consumidores digitales. No obstante, el cliente interno de las organizaciones aún se las tiene que ver con herramientas y procesos anticuados y complejos.

Los avances tecnológicos actuales posibilitan el diseño y puesta en funcionamiento de aplicaciones y programas que no sólo garantizan un mayor nivel de eficiencia en la ejecución de los procesos, sino que resultan mucho más intuitivos y sencillos de utilizar.

¿Cuál es la clave?

La transformación digital debe basarse en la incorporación procesos y herramientas que los empleados puedan adoptar fácilmente y para los que hayan contado con el debido adiestramiento.

En caso contrario, presentarán serias resistencias que amenacen con el fracaso de la implantación. Ojo con la gestión del cambio, para que un escalón no se convierta en una rampa imposible de subir.

Integración de las aplicaciones digitales

Uno de los grandes retos de la transformación digital radica en el hecho de que no existe un único entorno digital.

Tanto los grandes como los pequeños operadores y suministradores tecnológicos tratan de imponer su tecnología y su estilo diferenciador, como parte de su estrategia para competir. Para competir en un entorno tan heterogéneo, los suministradores tratan de ofrecer mejores funcionalidades e incluso ecosistemas que proporcionen una suite completa de servicios.

Esta situación conduce a callejones sin salida, en los que los requerimientos de la tecnología previamente utilizada en una organización limitan las futuras posibilidades de elección.

¿La solución?

La capacidad de integración de aplicaciones y sistemas heterogéneos debería estar entre los factores prioritarios a la hora de escoger cualquier solución tecnológica digital. Aquí aparece un tema importante: ¿dispone la empresa de una arquitectura de integración?

Creación de nuevos puestos y funciones

Por último, no podemos olvidar que la transformación digital también está generando cambios en los organigramas de las propias empresas, hasta el punto de exigir nuevos roles que antes ni siquiera existían.

El reciclaje profesional y la adquisición de nuevos conocimientos han adquirido una nueva dimensión en la era digital; la cual ha traído consigo la necesidad de crear e incorporar roles que combinen la gestión de negocios, la ingeniería, la estadística y la analítica.

Ser capaz de crear dichos puestos y encontrar a las personas adecuadas exige pensar fuera de la caja y, en ocasiones, adoptar perspectivas muy divergentes respecto al orden establecido.

Transformación Digital

Sobre el autor: Rogelio Toledo

Rogelio Toledo

Director General de Cibernos y Agile Plan con más de 15 años de experiencia en proyectos de transformación digital en empresas de diversos sectores.

Dejar un comentario

Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento
Nuevo llamado a la acción
CTA Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento

Suscribirme