logo-cibernos
Nuevo llamado a la acción
Nuevo llamado a la acción

¿Por qué algunas empresas todavía fallan en el cumplimiento de sus obligaciones?

Así es. Las empresas siguen incumpliendo algunas leyes. Claro que no hablamos de todas las organizaciones, pues existe un elevado número de compañías que cuentan con las bases de un recorrido integral de cumplimiento. Las que todavía no lo han hecho se encuentran ante un grave problema.

No se trata de algo irrelevante, ni siquiera somos nosotros quienes lo decimos, y es que basta con asomarse a las cabeceras de algunos medios de comunicación para observar titulares como estos: “Las empresas incumplen los deberes que exige la Ley de Transparencia”, “Siete de cada diez empresas incumplen la Ley de Igualdad”, “El 68% de las empresas incumple el reglamento de Protección de Datos”, “Las empresas no cumplen las normas ambientales que exige la ley”.

Podríamos seguir tirando de titulares que atienden a casos de empresas penalizadas por su incumplimiento y, al contrario, empresas absueltas por disponer de un sistema de cumplimiento, pero este no es el objetivo de  nuestro post. Lo que queremos decirte y compartir contigo son 4 razones por las que las empresas todavía incumplen algunas normas.

¿Estás preparado para saber de qué se trata?

4 razones por las que algunas compañías incumplen sus obligaciones

Incumplir con la legislación establecida es una tarea que ocurre en el entorno empresarial más veces de las que nos imaginamos. La pregunta es ¿por qué? A continuación, vamos a explicarte 4 razones por las que ocurre esto:

  1. No se toman enserio la figura del Compliance Officer (CO o RC), algo que, en muchas ocasiones, se justifica con el ahorro de costes. Sin embargo, es importante que este puesto sea ocupado por expertos en la materia y no por cualquier trabajador sin conocimientos legales.
  1. No cuentan con los sistemas necesarios para detectar los riesgos a tiempo, y es que el RC no solo debe ser capaz de elaborar una matriz global de riesgos, sino también de evaluar los más importantes y mantenerla actualizada.
  1. Las tareas del día a día no están automatizadas, lo que roba un tiempo crucial a los Responsables de Cumplimiento, además de dificultar la detección de incumplimientos, consumen mucho tiempo en la generación de informes y los cuadros de mando.
  1. Comunicación dificultosa entre los responsables de la empresa y el RC. Es fundamental no perder de vista que el cumplimiento es cosa de todos, y no de unos pocos. Puede que el RC sea el responsable de difundir la cultura ética, pero es obligación de todos fomentarlo.

Evitar estos fallos es garantía de las buenas prácticas en la gestión del cumplimiento y de una empresa encaminada hacia el éxito.

Asion Cibernos

El valor de la certeza y la tranquilidad

Cuando hablamos de cumplimiento, puede que la tranquilidad y la certeza sean sus mayores valores. Vivir en un estado constante de incertidumbre nos aboca, irremediablemente, al fracaso. Sin embargo, parece haberse convertido no solo en un compañero sino, a la vez, en un enemigo presente en las organizaciones.

A las compañías les preocupa cómo mejorar los procesos, la formación de los trabajadores, la supervisión rápida y eficaz de su comportamiento, la manera en que pueden detectar los posibles errores. Sin embargo, pocas veces se centran en realizar y garantizar un cumplimiento efectivo.

Por eso, cada vez son más los RCs que apuestan por un desarrollo integral capaz de adaptarse, ser realista, útil, eficaz, independiente, actualizado, claro, razonado y aplicado. Las medidas, los protocolos, las verificaciones, la formación y los modelos de gestión no son cosas cualesquiera, sino las bases de un buen cumplimiento.

Una figura que pone barreras al incumplimiento

En los últimos años se ha consolidado una nueva figura en las grandes empresas: la del Compliance Officer. Ha sido situado en el centro del cumplimiento, y es que la normativa que afecta a la organización debe ser tratada con el nivel de importancia que exige la materia. Hablamos de aspectos fiscales, leyes, reglamentos, normas, códigos éticos, y hasta de las propias normas internas de funcionamiento que han sido establecidas en la empresa.

Control de cumplimiento. Una solución para controlar y evaluar regularme las prácticas de la empresa

Sobre el autor: Eliseo Martín Castro

Eliseo Martín Castro

La trayectoria profesional de Eliseo está a caballo entre áreas técnicas y marketing. Actualmente trabaja en el desarrollo de nuevos productos y servicios de Cibernos, tales como "Motor de Cumplimiento", producto específico para el control del cumplimiento, y Blockchain, especialmente para su uso como herramienta para verificar que la información en un sistema no ha sido manipulada.

Dejar un comentario

Asion Cibernos
Nuevo llamado a la acción
CTA Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento

Suscribirme