logo-cibernos
Nuevo llamado a la acción
Nuevo llamado a la acción

Identificar riesgos y oportunidades de la transformación digital

En cualquier proceso de evolución el tiempo es un importante agente. También es un factor ambiguo, pues unas veces actúa como impulsor y otras como limitador. Algunas veces, la rapidez con la que éste pasa por delante de nosotros nos impulsa a actuar sin pensarlo dos veces, antes de que sea demasiado tarde. En otras ocasiones, sin embargo, el miedo al paso del tiempo (demasiado lento unas veces, demasiado rápido otras) nos limita a la hora de actuar. Hace que nos lo pensemos demasiado, pudiendo llegar a paralizarnos. Sí, el miedo también es otro componente presente en todo cambio, sobre todo a la hora de actuar.

Tiempo y miedo cobran especial protagonismo en la transformación digital. Muchas empresas tienen miedo a que mientras llega un cambio de tal envergadura, su competitividad haya caído a niveles inaceptables. También están presentes los miedos a no saber identificar los riesgos y las verdaderas oportunidades que se les presentan. La inacción como respuesta no solo parece una respuesta poco inteligente, ya que estaríamos cediendo al miedo, a la irracionalidad. No actuar es simplemente una opción que las empresas actualmente no se pueden permitir.

Resulta poco útil cuestionarse si la transformación digital se trata de una oportunidad real, o no, para las empresas. Y es que la transformación digital no sólo aporta una serie de ventajas competitivas difíciles de encontrar por otras vías. Dicha transformación consiste en una necesaria adaptación de las empresas a los profundos cambios que se están dando en nuestra sociedad, a las nuevas necesidades y formas de relacionarse que demandan sus clientes. La única cuestión es cómo hacerla, ya que el cuándo también está claro: lo antes posible, porque ya lo está haciendo la competencia, que puede que ni las empresas la reconozcan ya que la tecnología ha roto las barreras de entrada a nuevos actores en su negocio. ¿Cuántos taxistas vieron venir a Uber?

 “El aplazamiento es el asesinato de la oportunidad” - Oscar Wilde. 

¿Es posible hacer un Diagnóstico Digital en un periodo corto de tiempo?

La respuesta a esta pregunta es “no”, salvo que el diagnóstico se haga de una forma muy distinta que la consultoría tradicional. Unos expertos de la transformación digital han elaborado un método para ser capaces de realizar un diagnóstico de la situación, focalizado y eficaz, en un plazo de treinta días. Un mes es lo que necesitan para identificar los riesgos y las oportunidades de disrupción digital en su sector, así como analizar su grado de preparación digital para el cambio.

El objetivo de este diagnóstico es determinar la situación estratégica en la que se encuentra la empresa, en todo aquello que es relevante para ser digitales: aquello que ya han alcanzado, lo que les falta desarrollar en función de las amenazas y oportunidades en su sector; y hasta qué punto están preparados para los cambios necesarios. Un diagnóstico objetivo, independiente y certero es el paso previo antes de definir la estrategia digital que la empresa necesita.

Se trata de un proceso rápido que permite a las empresas ganar tiempo. Les permite focalizarse, en un periodo de tiempo relativamente corto, en la formulación estratégica y los planes de desarrollo digital. De esta forma, la empresa puede empezar a obtener los efectos de su transformación mucho antes de lo que hubiera podido imaginar.

En general, un diagnóstico estratégico-digital genera en las empresas una idea de ‘proceso lento’, tedioso y que consume un tiempo muy valioso de los directivos. Si existe una forma de realizarlo en un corto espacio de tiempo y por tanto a un precio ajustado, quizá sea el incentivo que tengan muchas empresas para dar el paso y empezar a hacer algo realmente relevante en el área de la transformación digital.

¿Cómo se puede hacer un Diagnóstico Estratégico-Digital Flash en solo un mes?

Diagnóstico estratégico digital Transformación digitalComienza por la manera más fácil de aprender rápido: preguntando y escuchando. Este trabajo es posible porque el cliente responde, a través de un software online, una serie de preguntas clave, que ahorran tiempo del cliente y de los consultores.  Dicho software permite obtener la información relevante de los miembros directivos y profesionales de la empresa que necesiten suministrar dicha información. Y lo pueden hacer de forma concurrente, utilizando cualquier plataforma (pc, tablet, smartphone…) y en cualquier momento o situación. A ella añaden la propia visión que desde fuera tienen de su empresa y de su sector. De esta forma el tiempo es optimizado para conseguir toda la información necesaria, analizarla, contrastarla con la de su sector y poder utilizarla para estimar el impacto concreto de lo digital en el futuro de la empresa. Una previsión basada en datos reales.

Se trata de un enfoque innovador que minimiza el tiempo de dedicación de todas las partes y permite acometer un diagnóstico rápido, pero de alto valor. Además, permite que éste se pueda realizar a un precio muy asequible. 

¿Qué características debe tener un Diagnóstico Estratégico-Digital acelerado?

Cuatro son los requisitos necesarios  para hacer algo tan ambicioso e innovador en un plazo de solo un mes:

  1. Visión estratégica. Es un factor que suele faltar en las transformaciones digitales, que se basan en un concepto tecnológico o cortoplacista. Si se trata de transformar profundamente el negocio, ha de haber un planteamiento estratégico, a largo plazo.

  2. Amplio conocimiento de la tecnología digital y su aplicabilidad.  Si duda alguna, las empresas ya cuentan con la figura del CIO, cuyo rol se supone que responde a habilidades y conocimientos técnicos, capacidad de liderazgo, capacidad de gestión y habilidades de comunicación que, junto con su equipo, le permitirán afrontar la transformación digital de sus empresas. Sin embargo, es muy difícil o prácticamente imposible conocer todas las posibilidades de la tecnología en el momento actual y lo que está haciendo la competencia, al mismo tiempo que mantiene la de su negocio. Los profesionales que realicen el diagnóstico deben disponer de un conocimiento muy amplio de las tecnologías digitales disponibles y su aplicabilidad a las empresas. 

  3. Experiencia en la implantación de proyectos. La experiencia es el camino que define la mayor parte de la profesionalidad. En transformación digital, los encargados de llevarla a cabo deben contar con un sólido recorrido que le permita actuar con confianza y establecer los mejores procesos, siempre adaptados a cada negocio.

  4. Experiencia real ejecutiva en empresas. La empatía es una de las capacidades más necesarias para un consultor de transformación digital. Ya que si no comprende a sus clientes difícilmente les podrá ayudar a conseguir ningún cambio. Y dicha empatía es más fácil de conseguir si se han vivido los mismos problemas que sus clientes y desde su misma posición (no es lo mismo aconsejar que tomar decisiones). En resumen, se requiere de un equipo híbrido consultor/ejecutivo para llevar a cabo este diagnóstico con garantías y de forma rápida.
Utilidad de este diagnóstico para empresas de tamaño mediano/pequeño

Con la excepción de las micro-empresas, a toda empresa pequeña o mediana le conviene un diagnóstico estratégico-digital. No es prerrogativa sólo de las empresas grandes o multinacionales. Si la transformación digital afecta a toda la economía, también lo hace con las PYMES. La innovación de las empresas se ha convertido, por ello, en una necesidad a la orden del día.

Las grandes empresas son pioneras en la transformación digital. Gracias a ello, unas han experimentado los beneficios y las ventajas propias de los consecuentes cambios y otras cuando menos consiguen adaptarse a la nueva realidad y sobrevivir (que no es poco). Otras, más pequeñas al principio (startups), ya nacieron digitalmente. Nos encontramos en el momento de trasladar dicha transformación a las empresas medianas, que no podrán esperar mucho más para adaptarse a la realidad actual.

“El panorama de la situación económica actual, debido a la transformación digital, es una foto en la que los únicos que no salen son los que no se mueven”.

<Más información de los servicios de Transformación Digital de Cibernos>

 

Transformación Digital

Sobre el autor: Rogelio Toledo

Rogelio Toledo

Director General de Cibernos y Agile Plan con más de 15 años de experiencia en proyectos de transformación digital en empresas de diversos sectores.

Dejar un comentario

Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento