logo-cibernos

¿Quieres estar al día con las noticias de Cibernos LATAM?

Noticias Cibernos LATAM
 
Nuevo llamado a la acción
Nuevo llamado a la acción

Ejemplos comunes de blanqueo de capitales: no caigas en ellos

El blanqueo de capitales es el proceso de transformar dinero que se ha obtenido de forma ilegal en dinero legal. Su origen está en Estados Unidos, en la década de los 20. Las mafias y gangsters desarrollaron una cadena de lavanderías donde se transformaba el dinero ilegal —que se denomina comúnmente «dinero negro»— en dinero legal. Ese «dinero negro» lo ganaban gracias a labores que realizaban de forma ilegal.

¿Qué dice la ley ahora sobre el blanqueo de capitales?

Según la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, la persona que realiza este acto es la que:

  • Adquiera, posea, utilice, convierta o transmita bienes y lo haga con el conocimiento de que el origen de estos está en una actividad delictiva, ya la haya realizado la misma persona u otra tercera.
  • Realice otro acto con el fin de ocultar o encubrir ese origen ilícito o ayude a la persona que lo haya cometido para eludir las consecuencias del acto.

Los castigos que se imparten por el blanqueo de capitales varían de los seis meses a los seis años de cárcel. A esto se suma una multa que es tres veces mayor al valor de los bienes que se han blanqueado. También se puede prohibir el desarrollo de la profesión que la persona ejerza, así como cerrar su empresa por un determinado período de tiempo, incluso para siempre.

La acción del blanqueo de capitales se puede realizar de diversas formas, entre ellas: la compra de obras de arte, de una vivienda, de un billete de lotería a la persona que le ha tocado o de mercancía de alta gama —como joyas o coches—. También se puede desarrollar en los casinos, pues la persona que defrauda acude a ellos compra en metálico las fichas para jugar, sin embargo, no juega todas y cuando tiene que cambiarlas pide un cheque y no dinero en efectivo, simulando un premio.

Las 3 principales fases en el blanqueo de capitales

Cuando se realiza la acción del blanqueo de capitales se desarrollan varias fases, las principales son:

  1. Fase de colocación: se produce a la hora de incluir activos que proceden de la realización de labores ilegales en instituciones financieras o no financieras. Es decir, la persona que defrauda pretende incluir el dinero ilegal en el sistema financiero. Esta fase es donde mayores cantidades de dinero se manipulan. De forma fraccionada ese dinero empieza a entrar en el sistema financiero.
  2. Fase de encubrimiento: se produce cuando el estafador comienza a efectuar una serie de transacciones con el fin de borrar el rastro del origen del dinero que ha obtenido de forma ilegal. De esta forma, a la policía se le hace más complejo el rastreo de las acciones que ha realizado.
  3. Fase de integración: se produce cuando se transforma ese dinero que se ha ganado de forma ilícita en dinero lícito. Con esta acción podrá utilizarlo de forma legal dentro del circuito financiero. El estafador necesita conseguir una explicación legítima que justifique la acción.

Para ilustrar al lector,  vamos a comentar algunos de los ejemplos más comunes de blanqueo de dinero

  • Trasladar el dinero: es sencillo a la vez que arriesgado. Consiste en dividir pequeñas cantidades de dinero con el fin de no declararlo. La ley establece que si se sale de España con una cantidad de dinero superior a 10.000 euros se tiene que declarar. Con la acción del traslado del dinero, la persona que estafa no tiene por qué declararlo, pues la cantidad que saca del país es inferior a los 10.000 euros. Lo que quiere el estafador es llevarlo a otro país en el que se abrirá una nueva cuenta corriente e ingresará ese «dinero negro», sin que el país extranjero pueda poner alguna restricción.
  • División del dinero: consiste, como hemos mencionado en el apartado anterior, en fraccionar el dinero ilegal en una cantidad inferior a los 10.000 euros. Si esto se produce Hacienda no conocerá la cantidad de dinero que tiene esa persona porque no ha tenido que declararlo al ser inferior a la cantidad establecida.
  • Préstamos: el estafador se puede hacer préstamos a sí mismo desde la sociedad que ha creado en un país extranjero. Y creada, por supuesto, con dinero ilegal.
  • La compra de un billete de lotería premiado: es uno de los ejemplos más utilizados. La persona compra ese billete premiado a la persona que lo ha ganado por una cantidad superior a la del premio. Por ejemplo, si el premio del billete son 200.000 euros, el defraudador le da al premiado 210.000 euros. El que defrauda pagará con dinero negro al premiado y se acercará a la administración de lotería correspondiente para cobrar el dinero del billete premiado. En realidad el dinero negro no desaparece, sino que cambia de manos.
  • La compra de obras de arte: para realizarla, el defraudador tiene que poseer dicha obra. El defraudador transportará la obra a una subasta, allí estará un cómplice que pujará una cantidad muy grande de dinero para comprar dicha obra. Cuando la subasta acabe, le darán a la persona que defrauda su dinero que será lícito y, de esa forma, se lavará el dinero que antes era ilegal.

¿Qué medidas se pueden adoptar para evitar el blanqueo de capitales?

La Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales establece tres medidas para prevenir dicho acto delictivo:

  • Medidas normales de diligencia debida: consiste en que los sujetos obligados deben identificar a las personas físicas o jurídicas que pretendan establecer relaciones de negocio o intervenir en las operaciones. Si no se identifican esas personas, los sujetos obligados no deberán mantener relaciones de negocio ni realizar operaciones con dichas personas. Los sujetos obligados deben comprobar la identidad de las personas que intervienen a través de documentos fidedignos (el servicio Gecko de Cibernos facilita la identificación de forma remota de personas).
  • Medidas simplificadas de diligencia debida: consiste en aplicar por parte de los sujetos obligados unas medidas simplificadas de diligencia debida con respecto a productos, clientes u operaciones que supongan cualquier riesgo de blanqueo de capitales.
  • Medidas reforzadas de diligencia debida: consiste en aplicar, además de las medidas normales, medidas reforzadas de diligencia debida con aquellos países que tengan deficiencias estratégicas en el sistema de lucha contra el blanqueo de capitales (Cibernos dispone de un servicio gestionado antiblanqueo (PBC/FT) de apoyo a los sujetos obligados, incluyendo la consulta de listas negras).

Si quieres hacer las cosas bien y evitar el blanqueo de capitales solo tienes que seguir las indicaciones que en este artículo se explican. Cumple con la ley y no caigas en los fraudes, si no pagarás las consecuencias.

Control de cumplimiento

Sobre el autor: Eliseo Martín

Eliseo Martín

La trayectoria profesional de Eliseo está a caballo entre áreas técnicas y marketing. Actualmente trabaja en el desarrollo de nuevos productos y servicios de Cibernos, tales como "Motor de Cumplimiento", producto específico para el control del cumplimiento, y "TaaS" (Truth as a Service) que utiliza Blockchain para la protección de las evidencias que deban ser utilizadas ante litigios (propiedad intelectual, propiedad industrial, cumplimiento, publicaciones de los medios, actas de comités, tramitación en las AAPP,...).

Dejar un comentario

Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento