logo-cibernos
Nuevo llamado a la acción
Nuevo llamado a la acción

Cómo conseguir una mayor agilidad en la gestión de proyectos

Ser ágil está de moda, sobre todo cuando se trata de dar vitalidad a nuestros proyectos. Muchas personas entienden este concepto desde el punto de vista de la eficiencia, de la rapidez, de la flexibilidad, de la capacidad para asumir riesgos, de producir más, de acabar las tareas en menos tiempo…

Pero ¿qué es realmente la agilidad? ¿Por qué las empresas prestan tanta atención a este concepto? ¿Cómo la miden? ¿Cómo la consiguen? ¿Qué alternativas tienen?

Vayamos al grano…

¿Qué es la agilidad en los proyectos?

“Es la capacidad de diseñar los pasos a seguir en función del aprendizaje que surge de los resultados producidos por los pasos anteriores y de la habilidad de adaptarse a los cambios del contexto, con el fin de alcanzar los objetivos propuestos de manera efectiva”, como explica el portal web Kleer.

Las empresas buscan tener agilidad en cada uno de sus proyectos, pero muy pocas encuentran el camino más adecuado para conseguirlo.

Demostrado: “El éxito es tres veces superior en los proyectos ágiles”

En Cibernos estamos convencidos de que la agilidad es una garantía del crecimiento y, por tanto, también del éxito. Sirva de ejemplo el estudio realizado por el Standish Group, donde se verifica que siendo más ágiles podríamos optimizar nuestros procesos, mejorar nuestros proyectos, nuestros productos, nuestros servicios y la experiencia con los clientes. Las consecuencias directas de este tipo de iniciativas residen en el aumento de la productividad y la calidad.

Tiene toda la lógica, pues ¿de qué sirve llevar a cabo un proyecto si no diseñamos los pasos a seguir en el mismo? ¿A dónde queremos llegar sin un camino previo? La forma ágil consiste precisamente en diseñar una base e ir dándole forma, pero para lograrlo debes ser consciente de que la realidad en la que se ha gestado no se mantiene con el paso del tiempo, de manera que tu proyecto tendrá que amoldarse a las circunstancias y en eso son especialmente útiles los enfoques ágiles

En cualquier caso, no debes perder de vista tu meta, la necesidad que quieres satisfacer o el problema que deseas resolver.

Ahora sí, ¿cómo puedes conseguirlo?

No podíamos finalizar este post sin mencionar una solución sencilla que ha sido diseñada para hacer que tus proyectos sean ágiles. Se llama AgileTeam y ha sido desarrollada por el equipo de Cibernos para facilitar la planificación de recursos y, lo más complicado, el seguimiento de los sprints del proyecto. AgileTeam también es aplicable a metodologías en cascada como sucesión de tareas planificadas desde el inicio.

Gestionar adecuadamente un proyecto requiere es una tarea inteligente y minuciosa para llevarlos adecuadamente a  término. Pare ello, hay que gestionar las siguientes acciones:

  • Planificación
  • Asignación a técnicos
  • Incurridos cuyos consumos de horas deben ser imputados a sprints/tareas.
  • Seguimiento y replanificación del proyecto
  • Riesgos del proyecto por incumplimiento de los plazos de tareas del camino crítico.

¡Que nada te pille de susto!

En definitiva, todas aquellas acciones que necesitas para conseguir tus objetivos dentro del periodo de tiempo establecido forman parte de estos proyectos. Gracias a AgileTeam puedes agilizar el desarrollo de tus proyectos, cumplir plazos, ahorrar costes, y realizar un seguimiento automático para vivir más tranquilo.

No se trata de lanzarse sin miramiento, sino de encontrar una solución sencilla y adaptada a tus circunstancias y contexto.

Indicador de transformación digital

Sobre el autor: Rogelio Toledo

Rogelio Toledo

Director General de Cibernos y Agile Plan con más de 15 años de experiencia en proyectos de transformación digital en empresas de diversos sectores.

Dejar un comentario

Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento
Nuevo llamado a la acción
CTA Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento

Suscribirme