logo-cibernos
Nuevo llamado a la acción
Nuevo llamado a la acción

¿Por qué las empresas deberían invertir en cumplimiento?

El cumplimiento normativo de las empresas, cuya responsabilidad se manifiesta en la figura del Compliance, ha alcanzado un nivel clave en el control de riesgos de estas. En la actualidad, la figura del Compliance ocupa un lugar decisivo en la dirección, y su mayor reto se encuentra enfocado a los siguientes ejercicios:

  • Cumplimiento de los objetivos corporativos.
  • Cumplimiento de las leyes, normativas y procedimientos.
  • Control y evaluación de los riesgos.

Pero ¿qué entendemos por cumplimiento normativo?

Como su propio nombre indica, el cumplimiento normativo hace referencia a cumplir y respetar las normas vigentes por las que se rigen las empresas en los diferentes ámbitos en los que se desarrolla su actividad. En la actualidad, el cumplimiento normativo de las empresas es una preocupación legal para muchos sectores. Las normas que regulan su ejercicio establecen las directrices necesarias para abordar los problemas y prácticas de una manera eficaz.

Cumplimiento normativo - Compliance

Las normas permiten introducir el orden dentro de las empresas. Por esta razón es fundamental contar con una figura responsable y capacitada que asegure y garantice su cumplimiento. Cada vez son más amplias las exigencias dirigidas hacia el Compliance: hace algunos años, a las compañías les bastaba con desarrollar estructuras organizativas, sistemas de registro y control, y procedimientos internos necesarios para cumplir con la normativa vigente en estas materias.

A medida que han ido pasando los años, los requisitos de las empresas se han ido extendiendo, de manera que, en la actualidad, ya no sirve con una mera evaluación y gestión de riesgos, sino que hay que hacer una gestión de cumplimiento normativo. El Compliance ha interiorizado, así, un mayor nivel de auto exigencia que se traduce en las siguientes acciones: mejorar la ejecución, mantener los datos e informes, permanecer la transparencia de las actividades, y aprovechar los avances en tecnología como recursos que ayudan a la automoción y eficiencia en la gestión de cumplimiento de las empresas.

Razones por las que las empresas deberían invertir en cumplimiento normativo

El cumplimiento normativo tiene gran importancia dentro de la actividad que desarrollan las empresas, pues sin él es prácticamente imposible que el ejercicio de estas se realice correctamente. Pese a ello, el responsable de controlar estas tareas, manifestado en la personalidad del Compliance, ocupa un lugar superior e independiente dentro de la entidad. Entonces ¿por qué las empresas deberían invertir en el cumplimiento normativo? Por las siguientes razones:

  1. Se analizan todos los aspectos del GRC, de manera que quedan cubiertas aquellas necesidades o características propias del buen Gobierno, los Riesgos y el Cumplimiento.
  2. Se producen mejoras internas de control gracias al establecimiento de un Programa Compliance que nos permita conocer los riesgos a los que se somete la empresa.
  3. Quedan organizados los controles que evalúan las medidas anti riesgo que han sido desarrolladas y adaptadas para disminuir las debilidades y riesgos encontrados.

  4. Permite a las empresas aplicar medidas preventivas y ayudarles a supervisar y detectar riesgos con el fin de solucionar determinados problemas y evitar sanciones penales.

  5. Ayuda a las empresas a establecer relaciones internacionales, pues es difícil que otras compañías quieran hacerlo con quienes no cuentan con modelos de cumplimiento.

  6. La recogida colaborativa de datos y documentos queda perfectamente definida y organizada gracias a la función recolectora del encargado del control de cumplimiento.

  7. Se mejora y refuerza la imagen de la empresa e incluso podrá destacar por encima de su competencia generando una imagen de empresa fiable, sostenible y comprometida.

  8. Posibilita el reconocimiento de incumplimientos y causas para actuar ante ello tomando las medidas necesarias para solventarlo y evitar, así, las sanciones.

  9. La función correctiva de los responsables del cumplimiento normativo permite verificar si se está realizando una ejecución correcta de las tareas.

  10. Crear un ambiente fiable, con una buena reputación y capaz de incluir a terceras personas en el desarrollo de sus actividades. Por ejemplo: socios.

  11. La independencia con que el Compliance realiza su ejercicio le permite enfocarse por completo en él y evitar influencias que puedan incidir negativamente en el mismo.

  12. Las empresas pueden realizar su actividad con la garantía y tranquilidad de que lo referente al marco legal y normativo que regula su actividad en todos los ámbitos está perfectamente controlado, de manera que esto se ve reflejado en la calidad de su servicio.

El Compliance es cada vez más necesario en las empresas

El concepto de ‘Compliance’ todavía es desconocido para determinadas empresas, pues se trata de una figura que todavía se está gestando en algunos sectores. Sin embargo, su presencia en las diversas compañías que habitan el mercado mundial se vuelve cada vez más imprescindible. Sobre todo, en aquellos sectores que se encuentran regulados por un campo amplio de leyes y normas. Los expertos en cumplimiento aseguran que esta necesidad se hizo más aguda desde que se llevara a cabo la reforma del Código Penal en 2010.

Desde entonces, la idea de establecer un departamento específico e independiente manifestado en el Compliance se ha ido extendiendo entre las organizaciones. No obstante, pese a la autonomía del departamento y el control de factores tan diferentes que lo convierten en independiente, la cultura del cumplimiento normativo y de la ética empresarial forman parte de todos, pues cada uno debemos hacernos responsables ante las tareas específicas que nos corresponden.

En el comienzo de este apartado hablábamos de la novedad que todavía supone el Compliance para algunas empresas. Sin embargo, no podemos decir que el fondo de esta cuestión es reciente en materias como la protección de datos, por ejemplo. Las leyes, normas y reglamentos por los que se rigen las empresas van actualizándose, de manera que alguien tendrá que encargarse de adaptarlas. Un ejemplo próximo de este fenómeno es la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) a partir del 25 de mayo de 2018.

Invertir en cumplimiento normativo es invertir en calidad empresarial.

Consultoría compliance: ante el nuevo paradigma

Sobre el autor: Eliseo Martín

Eliseo Martín

La trayectoria profesional de Eliseo está a caballo entre áreas técnicas y marketing. Actualmente trabaja en el desarrollo de nuevos productos y servicios de Cibernos, tales como "Motor de Cumplimiento", producto específico para el control del cumplimiento, y "TaaS" (Truth as a Service) que utiliza Blockchain para la protección de las evidencias que deban ser utilizadas ante litigios (propiedad intelectual, propiedad industrial, cumplimiento, publicaciones de los medios, actas de comités, tramitación en las AAPP,...).

Dejar un comentario

Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento